Oto帽o

(letra: Mauricio Rosencof; m煤sica: Jaime Roos)

Aquella tarde de oto帽o era dorada,
谩rboles y casas tras un tul amarillento,
las copas calmas, el cielo tenue, el sol m谩s lento.
Sus ojos sonre铆an: estaba enamorada.-

Camin谩bamos los dos la hora encantada
en que el farol gar煤a su primer aliento,
cuando salta a su paso un presentimiento:
鈥淒ios m铆o鈥 dice.- 鈥淨ue nunca pase nada鈥.-

鈥溌縌u茅 puede pasar? Nada.- Nada va a pasar鈥.-
鈥淣o s茅鈥 no s茅.- Es que todo esto es tan hermoso鈥︹
Nos besamos con miedo y volvimos a andar.-

Pero tanto silencio se nos hizo penoso;
entonces eligi贸 hojitas secas para pisar
y el juego volvi贸 el dorado m谩s luminoso.-